SEFF / Día 7: Todas las crisis de Scheherezade

La mil y una noches-Lo que vi: -“Peace to us in our dreams”, del lituano Sharunas Bartas, que forma parte de la sección oficial. Un somnífero drama sobre seres silentes que pasan algunos días en el campo. Planos largos, ritmo monótono, diálogos de falsa profundidad. Una persona del jurado dijo ayer que oler naranjas suele ser utilizado en aromaterapia para recargar energías. Me hizo falta un saco entero para soportar la película.

-“Las mil y una noches: El desolado”, de Miguel Gomes. La segunda parte de la trilogía del cineasta portugués muestra historias contemporáneas sobre la crisis en su país. El resultado es irregular: unas prescindibles, otras maravillosas. Lo mejor: la fábula acerca de un juicio que se parece más a un circo. Vacas que hablan, amantes chinas, ladrones enmáscarados. Personajes que provocan risas en el espectador. Sólo ese fragmento vale la película.

-“Sangre de mi sangre”, del italiano Marco Bellocchio, también de la sección oficial. Un relato histórico-actual que podría ser dos películas en una. Primero, a una monja de un monasterio en tiempos inquisoriales se le acusa de hacer un pacto con el diablo; luego, ya en el siglo XXI, un magnate ruso intenta comprar el antiguo convento en el que ahora vive un vampiro que necesita un dentista. La corrupción de la Italia de hoy también está ahí. O así.

-Encuentros/curiosidades: -“Langosta”, del griego Yorgos Lanthimos, debe ser la película que más expectativa causa entre el público del Festival de cine de Sevilla. Las entradas para la función del viernes ya se habían agotado a media mañana. Uno a uno, los espectadores se acercaban a la taquilla para preguntar si quedaban boletos. Quieren ver qué nueva extravagancia trae el director de “Canino”. O a Collin Farrell buscar pareja antes de convertirse en un animal.

-Me quedé con ganas de: -“Pozoamargo”, del mexicano Enrique Rivero (el mismo de “Parquevía”); “Body”, de la polaca Malgorzata Szumowska; “El embelesado”, la tercera parte de “Las mil y una noches”, de Gomes; y “La Academia de las musas”, del español José Luis Guerín. No asistí a ninguna rueda de prensa (estuvieron Rivero y el ucraniano Sergei Loznitsa). Ya mañana habrá posibilidad de conversar con otros directores. Y de ver/contar otras historias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s